El Jump Master una pieza imprescindible del Bungee Jumping

La responsabilidad del Jump Master en un Bungee Jumping.

La responsabilidad del cargo de Jump Master es de las más exigentes en la actividad del Bungee Jump.

Su principal tarea es la de evaluar toda la preparación previa al saltador; y si se requiere, corregir los errores existentes; una preparación que ha sido realizada por el ‘Land Master’ y que siempre son bien ejecutadas. Pero como el lema de la seguridad está muy integrado en el equipo de Bungee Jumping; la comprobación no requiere esfuerzos y ayuda a que el participante se sienta más seguro.

A partir de este momento describiré todas las tareas del cargo de Jump Master, en primera persona; de esa forma podré transmitir mis pensamientos y experiencia, cuando estoy ejerciendo de Jump Master.

jump masterTareas del Jump Master.

Presentación del Jump Master.

Nos encontramos listos para saltar y ya vemos totalmente preparado al participante que va a realizar el Bungee Jump; con una buena sonrisa lo miro de arriba abajo para comprobar a distancia si todo está correcto; y es muy importante medir la muñeca, de esa forma se comprueba que el color de la pulsera y el peso corresponde a la goma de salto; a esas variables también se debe añadir el factor del tamaño del participante. En el caso que no correspondan entre sí, el participante deberá volver a que le den una pulsera del color adecuado a su peso y tamaño.

Una vez la pulsera y la goma de salto sean las correctas, vuelvo a mirar a simple vista si la colocación del material; los arneses deben estar bien puestos y adaptados al saltador; realizo un par de pruebas para ver si está bien fijado y si se debe, se ajusta un poco.

Por otro lado lo más importante es detectar el estado de ánimo del saltador; excitación, miedo o respeto son los más habituales antes de realizar el Bungee Jump; todos esos factores serán claves para empezar a planificar la estrategia a utilizar en todo momento; una estrategia que influye en cómo explicar e informar que hacer para saltar y disfrutar al máximo de la experiencia de un Bungee Jump; todo esa información debe ser traspasada al saltador en pocos minutos; es por eso que una vez se empieza a subir con la cesta todo debe estar absolutamente correcto para hacer el salto del Bungee Jump.

cesta bungee jumpSubimos en la cesta con el Jump Master.

Indico al saltador que puede entrar en la cesta de ascenso; es mi primer contacto de proximidad con el saltador, le pongo la mano en el hombro y me presento; a la vez le ofrezco la otra mano para chocarla con la suya:

  • Yo soy Javier, ¿y tú?

Le pregunto por su nombre para poder empezar a partir de esa presentación; dirigirse a una persona con su nombre crea un vínculo de confianza; lo cual facilitará que se viva cómodamente la experiencia extrema de un salto Bunge Jump desde 70 metros de altura.

En ese momento aún no nos hemos elevado del suelo con la cesta; y el Land Master está poniendo los dos mosquetones al participante; el mosquetón de seguridad se sitúa a la altura del pecho; por otro lado nos encontramos con el mosquetón que une la goma de salto con el cuerpo, que se sitúa en los tobillos. En todo este proceso, el Jump Master no realiza nada; a continuación compruebo personalmente todo el arnés integral viendo si está bien ajustado; compruebo que el Footstrap (donde van sujetados los tobillos con la goma de salto) está correctamente ajustado; que los cierres estén bien colocados al igual que los mosquetones.

Como veis nos tomamos muy enserio la seguridad de todos los participantes de los saltos de Bungee Jump; por ese motivo es muy importante comprobar todos estos pasos entre dos y tres veces; observar todo el recorrido de la goma atentamente para evaluar su estado.

Toda persona a parte del saltador y el Jump Master que suba como invitado a la cesta; tiene que utilizar arnés, y estar atado mediante un mosquetón a una eslinga larga en la cesta; por lo que siempre compruebo su aparejo de seguridad; al igual que el mío propio en último lugar.

Subimos en la cesta con el Jump Master.

Todas las comprobaciones han sido correctas, observo al Land Master para saber si está en posición y lo está; cierro la puerta, miro al Tower Master, que es el tercer observador, y le indico que todo está absolutamente correcto; por ultimo en el caso que estemos grabando la sesión, antes de empezar a subir saludamos a la cámara con el saltador.

Ahora sí, el Tower Master aprieta el botón y el mecanismo empieza a actuar; la cesta se pone en el aire, y la primera sensación para el saltador es de sorpresa; normalmente se agarran fuerte con las dos manos a la barandilla de la cesta elevadora.

land master - bungee jumpYa estamos subiendo, y en ese momento volvemos a empezar una conversación, entre Jump Master (yo) y el saltador; le reclamo toda su atención y de esa forma puedo realizar los últimos consejos para el momento de saltar; la subida dura unos segundos por lo tanto es importante captar su atención ya que es muy bueno que entienda las instrucciones; las instrucciones son las siguientes:

Indicaciones del Jump Master.

  • Cuando llegues arriba yo abriré la puerta y te tienes que coger de aquí y coger con la otra mano en este punto de la barandilla; estas demostraciones de posiciones las hago yo con la puerta cerrada, para que el saltador las vea y haga igual después; la posición de los pies también está pensada; siempre es mejor que los pies estén separados para poder coger más impulso; sobre todo cuando estés de pie, los aparejos que tienes agarrados a tus tobillos pesarán mucho, no te preocupes es normal.
  • Cuando estés en posición de salto yo te cogeré por la espalda del arnés integral para que no te caigas ni saltes antes de tiempo; en ese momento te pondré mi otra mano delate tuyo a la altura del pecho; para que tu primero pongas la muñeca de una mano con el brazo estirado y seguidamente me entregues la otra muñeca posicionado tus palmas unidas con los brazos estirados.
  • Luego contaremos juntos: TRES, DOS, UNO, ¡BUNGEE! Y saltamos gritando BUNGEE.

Normalmente termino la explicación antes de llegar arriba y aprovecho para dar unos consejos rápidos para que todo vaya mejor; sobre todo al final ‘descoloco’ al saltador con preguntas banales, para romper un poco el estrés del momento:

Preguntas finales rápidas del Jump Master.

  • Sobre todo, “No te lo pienses mucho, cuanto más rápido tomes las decisiones mejor”. Es mala señal cuando un participante no te deja ni abrir la puerta.
  • No mires abajo”; realmente es algo imposible, todo el mundo mira abajo; y sí consigo que no se focalicen con la altura, todo es más fácil.
  • Piensa en azul”. Esa es una frase mía personal, cada Jump Master tiene sus frases; de hecho insisto en el color azul, ya que es un color relajante y tranquilizador; de esta manera cada vez que el saltador intenta mirar abajo yo con suavidad con mi mano le doy una palmadita en la parte superior del pecho y rápidamente le subo la barbilla para que no mire abajo y repito “piensa en azul”; repito la acción las veces que haga falta, hasta que consiga no mirar abajo.

“De donde venís”, “De donde sois”, “En que pueblo estáis pasando las vacaciones”; esas son algunas de las últimas preguntas que efectuamos para romper el estrés y dar la sensación de que todo está bajo control; el objetivo es tranquilizar y distraer al participante.

Saltar un buen Bungee Jump.

Hemos llegado al final del recorrido de la cesta del ascenso; tengo que fijar la cesta para que no vaya girando y mantener una conversación con el saltador; una vez fijada la barra y antes de empezar el final de la escena principal; me asomo con el brazo estirado para comunicarme con el Land Master y decir que está todo listo para realizar el salto.

La comunicación entre el Land Master y yo, el Jump Master, es primordial; unos brazos cruzados del Land Master indican que no se puede realizar el salto aún; pero habitualmente la señal del Land Master es de ‘Todo bien, ya puedes empezar’.

Ahora me toca a mí, todo correcto abajo y arriba; abro la puerta, y el participante se da cuenta de la altura donde estamos; desde abajo no se ve tan alto; la expresión de la cara de todos los saltadores cambia; y se puede llegar a palpar la inquietud y el nerviosismo por parte del saltador.

La tarea de tranquilizarían por parte del Jump Master es clave para poder realizar el salto de Bungee Jump posteriormente; el saltador siempre termina tranquilizándose y asumiendo la situación que está viviendo; la puerta está abierta, todo está listo, goma de salto atada en los mosquetones; la seguridad es plena e indico al saltador donde se debe ubicar; se ubica y realizamos los últimos pasos antes de realizar el Bungee Jump.

Contamos juntos después de las indicaciones de cómo debe posicionarse al llegar a bajo del todo; y: TRES, DOS, UNO, … El saltador ya ha saltado, cierro la puerta y volvemos a bajar con la cesta.

La experiencia de un Bungee Jump por parte del saltador ha sido espectacular; y mi tarea, la del Jump Master, con total profesionalidad. Os espero ver pronto amigos.

El Jump Master una pieza imprescindible del Bungee Jumping
Rate this post
2017-09-26T07:07:42+00:00 Bungee|

Deje su comentario