Sensaciones del Bungee Jumping

Los saltos en Bungee Jumping son una experiencia única; para los participantes obviamente es una sensación totalmente nueva; pero para el equipo de Bungee Jumping – Lloret de Mar cada saltador es distinto, al igual que su reacción al saltar; por ese motivo el deporte de Bungee Jumping nos provoca nuevas sensaciones.

En este artículo queremos compartir todas las sensaciones que percibimos al saltar; ya sea como saltador o como espectador; sólo de esa forma podremos compartir un poco la sensación que se tiene a la hora de saltar desde 70 metros de altura; por lo tanto sólo os quedará comprobarlo en Bungee Jumping en Lloret de Mar.

bungee jumping lloret de marBuscar el salto deseado.

Cuando empezamos a buscar en internet espacios donde practicar saltos de Bungee Jumping nos aparecerán muchísimas opciones; es por eso que debemos hacer un buen filtraje antes de tomar contacto o realizar un contrato de actividad; Lloret de Mar es el mejor sitio para practicar un Bungee Jump.

En nuestro caso, el Bungee Jumping, a veces puede ser difícil encontrar la actividad deseada; el motivo por el cual es difícil encontrarlo, es porque la traducción en castellano equivale a ‘puenting’; por esa razón se puede crear una distorsión conceptual y no encontrar la actividad desde un inicio.

Traducción errónea, Bungee Jumping y Puenting.

En inglés cualquier actividad de salto se denomina Bungee Jump; por lo tanto el ‘puenting’ tal y como lo conocemos, en el resto de países no hispano parlantes, se le denomina Bungee Jumping; sin embargo en dichos países se entiende ‘puenting’ como el salto desde un puente; lo cual es simplemente una modalidad del Bungee Jump que existe alrededor del mundo; al mismo tiempo que se practica en todo el mundo pero con el mismo nombre: Bungee Jumping.

El efecto de un buen Bungee Jumping.

Cada participante es un mundo, por lo tanto cada salto es una experiencia única y es distinto al anterior; por ese motivo cada uno de los saltos tiene sus particularidades con respecto a la sensaciones; en resumen las sensaciones de cada persona son distintas con el salto, el equipo y obviamente la modalidad de salto.

Son muchas las palabras y adjetivos que podemos asignar al salto del Bungee Jump; por ejemplo si pensáis en un salto de estas características os vendrán a la cabeza, palabras como; experiencia, radical, miedo, adrenalina, aventura, deporte extremo, vértigo, altura, libertad, caída libre, excitación, locura, etc…

Bungee Jumping - Lloret de MarSi formas parte del equipo de Jumping, como yo, detectas las sensaciones que experimentan los participantes; por ejemplo puedes observar distintas expresiones faciales o hasta físicas; algún participante se le ve muy excitado, con muchas ganas de saltar y vivir la experiencia; por otro lado nos encontramos participantes que les cuesta un poco saltar; una vez han tomado la decisión y se acerca el momento del salto, la expresión cambia radicalmente; la seriedad y la preocupación a veces hacen acto de presencia una vez están en la cesta; por lo tanto el equipo hace la tarea de tranquilizarlos y de concienciación de la actividad (otra vez).

En ese punto a veces nos encontramos participantes que necesitan una continua confirmación de seguridad; cómo siempre el equipo responde con la experiencia que le caracteriza y transmitiendo confianza al saltador.

Preguntas antes de saltar en un Bungee Jumping.

La sensación del momento antes de saltar es tensa para el participante; por ese motivo realiza muchas preguntas al equipo que le acompaña en la cesta; su objetivo al preguntar es tener la conciencia tranquila de que va a realizar una actividad extrema en total seguridad.

Por ejemplo las preguntas más frecuentes son:

  • ¿Está bien puesto el arnés?
  • ¿Esto está suelto, me lo puedes repasar?
  • ¿Es segura la torre de Bungee Jumping?

Entre otras preguntas, estas son las más frecuentes; todas las respuestas son de confianza hacia el participante; por lo tanto si el arnés supuestamente está flojo, se revisa en el momento y se ajusta si es necesario; sin embargo todo el material que lleva el saltador se ha revisado exhaustivamente tres veces antes de subir a la cesta del salto; por lo tanto el arnés con total seguridad estará debidamente ajustado.

Dos sensaciones antes de saltar.

Las sensaciones que el equipo de Bungee Jumping puede detectar al participante son siempre antes de saltar; por lo tanto nos hemos permitido hacer un breve resumen de las dos tipologías de sensaciones; las cuales son percibidas por todo el equipo de Bungee Jumping; desde el momento en que se entra en el recinto, hasta llegar a la cesta, subir y saltar.

  • Excitación.

    • Por disfrutar de una nueva experiencia extrema y totalmente desconocida.
  • Seriedad y preocupación.

    • Cómo decimos dentro del equipo de Bungee Jumping: “nos gustaría entrar en la cabeza de cada participante“; de esa forma conoceríamos realmente todas las sensaciones que tienen los participantes; pero eso, cómo todos sabemos es imposible.

En el momento del salto llegan los miedos personales, algunos están concentrados en que todo se haga bien al saltar; otros sólo piensan en que no haya ningún problema con el material y se preguntan si les puede pasar lo que nunca ha pasado. En todos los participantes aparecen otros miedos; pero no podemos adivinar la reacción que tendrán cuando estén arriba y si se atreverán a saltar; es por ese motivo que en todo momento concienciamos que ese es uno de los miedos personales más fuertes; el caso, es que se ve cómo todos saltan y cuando uno está arriba no puede.

Sensaciones Bungee JumpingEn definitiva el Bungee Jumping es mucho más que un deporte extremo; en realidad se trata de un reto personal muy importante; que sólo si uno mismo quiere, debe encararse y saltar desde una torre de setenta metros.

Vivir un salto Bungee.

Una vez arriba, y dentro de la cesta, todo esta listo; ya estamos preparados, hace un poco de viento y el cielo tiene un azul precioso; te indican donde debes poner los pies y las manos; y ahora si: 3, 2, 1… ¡BUNGEE!

El salto es el momento de máxima explosión de sensaciones; hay participantes que gritan, lloran o hasta se tapan la cara; otros se mueven, se cogen del arnés o chillan algo a sus amigos y cierran los ojos; en realidad la diversidad de gritos que se oyen lo transforma en algo espectacular si no se está saltando; el que salta vive una experiencia inolvidable.

Todo es muy rápido y una vez abajo, se desea volver a subir y repetir la experiencia; la adrenalina está al 100% y el temblor de las piernas es real una vez en el suelo. Por ese motivo y todo lo que no podemos contar con palabrass debéis vivir y saltar un buen Bungee Jumping en Lloret de Mar.

La experiencia de un Bungee Jumping
5 (100%) 8 votes